¿DE DÓNDE NOS AGARRAMOS? | Violencia, corrupción, impunidad: detalles olvidados por Peña Nieto

El diagnóstico sobre los 2 primeros años del gobierno de Enrique Peña Nieto es desolador: “Recibió un país descompuesto y sorprendió haciendo acuerdos con el gobierno de Felipe Calderón; negoció con el PRD y el PAN; lanzó un discurso democratizador; impulsó reformas contra los poderes fácticos, aceptó el Pacto por México; generó mediáticamente el Mexican Moment y trazó así una hoja de ruta”. Pero después de Ayotzinapa, lo que no se sabe es si esa ruta va en dirección correcta.

DeDondeNosAgarramosB

María Amparo Casar lo sintetiza en una pregunta: ¿de dónde nos agarramos para tener un rayo de esperanza?

Invitada a Sinaloa por editorial Noroeste para dictar la conferencia Balance del Gobierno de Enrique Peña Nieto a sus dos años de Gobierno, la ex secretaria general del Centro de Investigaciones y Docencia Económica (CIDE) sostiene que Enrique Peña Nieto arrancó el Gobierno con las más bajas expectativas para un presidente electo.

Recibió a México con buena macroeconomía y finanzas en orden, pero recibió también los problemas de siempre, los que ningún presidente, empresarios ni autoridades han podido resolver: una hacienda pública débil, precios de insumos no competitivos, ni en cemento, electricidad, ni telefonía. Infraestructura deficiente, baja productividad empresarial, gran informalidad en la fuerza laboral y desigualdad en ingreso.

Peña Nieto comenzó a gobernar en un contexto económico desfavorable, con gran decepción en la democracia y las instituciones después de 2 sexenios panistas. Un contexto violento, inseguro, corrupto e impune.

DeDondeNosAgarramos3

Arranque sorprendente

Peña se mostró al principio como un presidente moderno, con capacidad reformadora, pero en el momento crucial de su gestión, cuando Ayotzinapa lo puso a prueba, su estrategia para garantizar justicia fue un decálogo limitado.

Con el Pacto por México dio un golpe de confianza en el Gobierno. Se mostró modernizador, con ambiciosas reformas por consenso, donde PAN y PRD lo avalaron. El significado político fue importante. También el potencial económico, que sigue siendo potencial y no real. Con 17 reformas se rompieron mitos, tabúes, expectativas y se tocaron intereses.

El impacto se consignó en portadas de periódicos y revistas del mundo: un gran cambio en la imagen internacional, el Milagro Mexicano, el Mexican Moment… y hasta el Saving Mexico de TIME.

Pero nada de eso llegó a México. Ese “momento mexicano”, lo que esos titulares reflejaron, nunca ocurrió aquí.

A 2 años, la desaprobación presidencial es histórica. Los líderes, según Reforma, reprueban en un 70% al presidente. Lo mismo hace el 50% de los ciudadanos en la mayoría de las encuestas, sean de BCG, Parametría o Mitofsky.

 

Estamos en problemas

Entre los problemas más importantes, la pobreza no aparece en los primeros lugares de la percepción social. Preocupan más la inseguridad y corrupción.

80% de los mexicanos cree que la corrupción es el problema más serio del país. Piensan que la justicia está peor, que todas las policías están reprobadas y que son corruptas.

66% vive con desesperanza pues piensa que la gestión de Peña Nieto está entre regular, mala y muy mala.

Eso es porque se apostó a reformas que tienen un periodo muy largo de maduración. Y explica Casar: “Uno de los grandes errores del equipo de Peña Nieto es pensar que legislar equivale a gobernar. Y nos salió un legislador hiperactivo Peña, pero en la parte de aterrizar las reformas no hemos visto mucho. Nos resultó un gran componedor político, con gran habilidad para hacer un pacto político, pero se le olvidó el pacto social”.

Y junto con el pacto social se le olvidaron 3 pequeños detallitos: la violencia, la corrupción y la impunidad.

“Esa fue la agenda olvidada y está pagando eso. Esa agenda la borró, los catalogó como problemas coyunturales cuando son estructurales”, señala la ex coordinadora de asesores de la Secretaría de Gobernación.

 

Lo que viene

Los retos ahí están: la violencia y el futuro de las reformas.

Parece que México es un país lleno de legalidad porque los legisladores se la pasan haciendo leyes y reformas. La Constitución ha sido reformada 600 veces desde 1922, cuando fue la primera después de promulgarla en 1917, pero siempre se olvidan de su implementación. Es decir, las leyes no se transforman en políticas públicas con impacto tangible.

La legislación no es tan mala, es normal, el problema es que no se aplica u observa, y solo por eso se tiene una gran agenda pendiente. Además, no se sabe si las reformas estructurales están sobrevaloradas ni qué tanto van a dar.

Lo que sí se sabe es que si la economía no crece habrá problemas. También si persisten la inseguridad, violencia e impunidad. Así se va a enfrentar el 2015, año electoral además, donde según las encuestas electorales el PRI está en el top de las preferencias.

 

Una nueva agenda

Sobre el rumbo del país, Casar también es definitiva: “No hay certidumbre de que sea el rumbo correcto. De hecho, según la percepción de la gente, tampoco se cree que Peña Nieto tenga las riendas del país”.

Por ello lo urgente es abordar una nueva agenda, una que ayude a limpiar las instituciones, hacerlas transparentes y que generen ciudadanía.

 

¿María Amparo Casar?

Es licenciada en Sociología por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Maestra y doctora en Ciencias Políticas y Sociales por la University of Cambridge King’s College. Ganó el King’s College Prize 1979. Catedrática e investigadora del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) desde 1979. Ex secretaria general del CIDE. Asesora externa en materia política en la Coordinación de Asesores del Departamento del DF; ex coordinadora de asesores de la Secretaría de Gobernación del 2001 al 2005.

 

Publicado el lunes 5 de enero de 2015 en la revista ESPEJO bajo el título: Violencia, corrupción, impunidad: detalles olvidados por Peña Nieto

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s