HACE FALTA HACER MÁS BOX | Suben al ring para vencer sobrepeso y estrés… y pueden ser campeones

Hoy en día muchos apuestan a los gimnasios para ejercitarse, adelgazar y cuidar su figura, además de caminar, correr o andar en bicicleta. Pero más allá de las pesas y las rutinas con sofisticadas máquinas, poco a poco se ha vuelto la vista al boxeo y a sus exigentes técnicas de entrenamiento.

“Aquí no solo entrenan para boxear, sino también para ejercitarse”, dice José Jesús Aispuro León, socio propietario del Invicto Boxing Fitness Gym y cuyo nombre se impuso a la edición XXXI del Gran Torneo de Box de los Barrios que organiza el periódico El Debate.

La entrevista transcurre mientras a las instalaciones del gimnasio ingresan hombres y mujeres jóvenes, unos decididos a iniciar sus rutinas de boxeo y otros para bailar zumba o hacer fitness y crossfit.

“Estamos abiertos a todos los gustos y necesidades. Nos llegan muchachos con aspiraciones para destacar en el boxeo. Generalmente los muchachos que se acercan a gimnasios de este tipo llegan con la aspiración de ser campeones, pero también hay quienes llegan con la idea de cultivar su organismo, de buscar la salud, bajar de peso y combatir el estrés”, explica el profesor Aispuro.

 

Una alternativa

En un gimnasio de boxeo se imponen una serie de ejercicios que permiten lograr la condición física que se requiere para las exigencias del quehacer diario, no solo para competir. Es por eso que muchas personas están asistiendo a este tipo de entrenamiento pensando en su salud.

 

¿Por qué está volteando la gente al entrenamiento del boxeo?

—Porque el boxeo está echando mano de deportes auxiliares debido a que ya no se concibe a un boxeador sin practicar atletismo, sin correr ni nadar, porque con eso oxigena su organismo, potencia sus piernas, ejercita sus pulmones, trabaja su corazón. Las carreras son un elemento esencial para el boxeo. La natación es otro deporte de mucha exigencia como las pesas.

Antes existía la idea de que las pesas perjudicaban al boxeador. Está comprobado que no es así, que es un deporte auxiliar y ayuda mucho al boxeo. Las pesas le dan al deportista de alto rendimiento fortaleza y por lo tanto resistencia, velocidad y rapidez.

 

Bajar de peso

En los últimos tiempos ha sido necesario que el deportista se meta al crossfit. Es una disciplina que forma parte del entrenamiento, cultiva el organismo y ayuda a bajar de peso. Es un deporte auxiliar del boxeo que permite trabajar con exigencia máxima y sirve al boxeador porque exige mucho rendimiento.

 

Veo que mucha gente acude al gimnasio de box más en plan de ejercitarse.

—Hay quienes vienen al fitness y le entran al boxeo. Aquí hacemos esa combinación. Cuando se trabaja boxeo se tiene un momento para el fitness. En el cross training desarrollan muchas capacidades; con una serie de ejercicios logran mejores cosas en su cuerpo, o sea, el fitness busca moldear el trabajo físico.

 

Dedicado al entrenamiento de boxeadores profesionales y aficionados desde 1993, el profe Aispuro, como le llaman sus pupilos, rechaza la idea generalizada el que el box sea una disciplina violenta:

 

—¿Qué tan peligroso puede ser? Muchos dicen que no les gusta por violento. Pero el deporte menos agresivo, el de menor contacto, es un deporte peligroso si no se desarrollan las capacidades, si las personas no están preparadas.

Lo digo porque en el futbol ha habido muertes. No es un deporte violento, pero suceden choques fatales o desvanecimientos en la cancha. Y eso sucede porque no hay preparación o concentración.

Por lo que hace al boxeo, es obligado un examen médico porque se sabe de la peligrosidad del deporte. De todas maneras, aunque los competidores estén bajo observación médica permanente, siempre está latente el peligro.

 

¿Por qué alguien se debe interesar en el boxeo?

—Porque es una práctica tan bonita y tan noble que no he visto en ningún deporte en el que se golpeen como lo hacen en el boxeo y que terminen los dos contendientes dándose un abrazo. No ocurre eso ni en el futbol, ni en el beisbol, ni en otro deporte, acaso en el volibol, pero es por protocolo y solo un saludo.

En el caso del box no es algo reglamentario, es porque lo sienten los atletas. Cuando suena la última campanada, generalmente los dos se abrazan, los mismos que se dieron con todo.

 

¿Es recomendable que la gente practique box pensando en ejercitarse?

—Sí, porque todas esas personas que vienen con la idea de no participar en competiciones, desarrollan actividades en la práctica del boxeo que les permite lograr un buen estado de salud.

Si queremos practicar el boxeo buscando salud, amistades, bienestar de las personas, este tipo de gimnasios es el lugar correcto. Aquí se te prepara incluso para la autodefensa. De hecho viene gente con esa idea.

 

Antes era más el corazón lo que motivaba al boxeador; hoy veo más técnica, y veo que arriba del ring falta corazón.

—En ocasiones encontramos personas con muchas capacidades técnicas y físicas para desarrollar el deporte a nivel de competencia, reúnen requisitos para ser grandes atletas desde el punto de vista combativo. Si a eso le sumamos que tienen muy buena técnica, hablamos de posibles campeones.

Pero hay muchas personas que quisieran desarrollarse de esa manera y al momento de competir no son capaces de desarrollar todo lo aprendido. Les llamamos peleadores de gimnasio, porque son excelentes ahí, pero al competir les falta algo, el estirón, actitud, hambre.

 

¿Cuánto hay que dedicarle diario al gimnasio?

—Cuando se trata de un nuevo ingreso, que nunca ha desarrollado una capacidad física, tenemos que darle poco tiempo, porque no queremos una lesión. Deben trabajar de acuerdo a su capacidad; si nos referimos a la física, debemos buscar que no se vayan totalmente agotados, porque eso los deprime y no les quedan ganas de volver.

Cuando vienen en situación de desentrenamiento total, con 40 a 45 minutos se van a gusto, entusiasmados.

Si encontramos muchachos que traen cierto fondo físico, ciertas capacidades, trabajamos con ellos con mayor intensidad para conocer a fondo la capacidad física y el fondo que traen. Para ellos, una hora o dos suelen ser insuficientes.

 

Aispuro León asegura que los deportes auxiliares no le han robado espacios al boxeo, pero sí un poco el kick boxing y las artes marciales. Que también son combinables con el box en sus técnicas de entrenamiento.

Explica que hay quienes ingresan al gimnasio pensando en hacer solo ejercicio, pero en el camino encuentran la vocación de boxeador y se suben al ring. Pero hay quienes dicen que vienen a adelgazar, a bajar de peso, a hacer ejercicio y hasta ahí se quedan.

El sistema de entrenamiento boxingfit, que es el practicado en el Invicto Boxing Fitness Gym, es considerado un acondicionamiento físico estilo militar, con técnicas de combate y defensa personal.

Ayuda al cuerpo y a la mente a desarrollar las capacidades necesarias para sobrevivir a una situación extrema: fuerza, resistencia, velocidad, flexibilidad, reacción, determinación, combate cuerpo a cuerpo y defensa personal para hombres y mujeres.

Es un entrenamiento avalado por la Asociación Nacional de Boxeo (ANB).

 

¿Te hace falta ver más box?

Si te interesa explorar esta forma de entrenamiento, solo tienes que acudir al Invicto Boxing Fitness Gym, ubicado en Paseo Niños Héroes No. 568 Pte., o llama a los teléfonos 712.36.03 y 667.235.77.58.

 

LO DIJO:

“Los gimnasios son parte de la vida, en tiempos en que el estrés nos está invadiendo como sociedad, esta es una forma de enfrentarlo. Tenemos que buscar salud en una sociedad tan contaminada, tenemos que buscar arremeter contra las adicciones, contra la violencia y contra todo ese tipo de cosas que nos vienen a arrebatando a nuestra sociedad”.

—José Jesús Aispuro León. Socio propietario del Invicto Boxing Fitness Gym.

 

Deportes contra adicciones

El profe Aispuro es un convencido de que el deporte puede liberar a las personas de la adicción. Cuando trabajaba para la UAS, un muchacho tatuado incluso en su cara le pidió que lo entrenara. “Era una piltrafa”, recuerda. Pero se lo impuso como un reto y aunque entrenó duro, nunca peleó. Pero llegó en busca de una opción de vida, una salvación y al tiempo le entró vida a su cuerpo. Fue un trabajo duro, difícil, pero sirvió.

 

“La vida es como una pelea de box, no se declara la derrota cuando caes, sino cuando renuncias a ponerte de pie”.

—Asociación Nacional de Boxeo.

 

450 pesos mensuales es la cuota para poder entrenar en el gimnasio bajo las técnicas del boxeo. No se cobra inscripción.

 

Publicado el viernes 21 de agosto de 2015 en ESPEJO bajo el título:  Hace falta hacer más box

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s