“No Sr. gobernador, Uber no necesita de su permiso en Sinaloa”

Ha sido tal la polémica que ha desatado el anuncio de que Uber comenzará operaciones en tres municipios de Sinaloa, que no se habla de otra cosa entre las partes interesadas: usuarios potenciales hartos del mal servicio público, concesionarios del transporte, políticos y medios de comunicación.

En medio de este debate, el Bufete Álvarez & Asociados de Mazatlán alzó la voz con la ley en mano y advierte que nada puede impedir la operación de Uber en Sinaloa, por lo que la postura del gobernador Mario López Valdez resulta desafortunada y una equivocación.

Por el valioso interés público despertado en este asunto, ESPEJO te comparte textual el comunicado de dicho bufete de abogados:

 

“El gobernador del Estado acaba de declarar en medios que no va a permitir que UBER preste servicios en Sinaloa. Desde el punto de vista estrictamente legal, esa declaración es desafortunada y equivocada.

El Gobierno del Estado puede regular, mediante concesiones y permisos, la prestación del servicio público de transporte de personas, pero carece de facultades para pretender regular la prestación del servicio de transporte privado de personas.

Imagínese que usted y algunos vecinos suyos me contrataran para llevarlos en mi vehículo particular todos los días a su oficina y me pagan por hacerlo. ¿A poco voy a necesitar una concesión o permiso del Gobierno del Estado? Claro que no.

UBER no presta servicio público de transporte de personas. Sus choferes no ruletean ni le prestan el servicio a cualquier persona que les haga la parada. Es más, los vehículos utilizados por UBER, ni siquiera pueden distinguirse de otro tipo de vehículos particulares, a diferencia de los taxis.

Desde hace años, existe una jurisprudencia que dice que: “Las autoridades solo pueden hacer lo que la ley les permite”. Ninguna ley le permite al señor gobernador impedir que UBER preste en Sinaloa el servicio de transporte privado de personas. Tampoco hay ley que le permita al gobernador exigir que UBER o los choferes de las unidades con que se presta ese servicio, tengan que obtener concesiones o permisos del Gobierno del Estado.

La cosa está muy clara, no hay que hacerse bolas. Si el Gobierno del Estado trata de impedir que UBER preste el servicio en Sinaloa, con un amparo, un buen abogado lo pone rápidamente en su lugar”.

 

Publicado el miércoles 21 de septiembre de 2016 en ESPEJO bajo el mismo título.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s